¿Cómo hacer una carta de presentación para un trabajo?

carta de presentación

La carta de presentación

Una carta de presentación es un documento de una página que a menudo tienes que escribir y adjuntar a tu solicitud de empleo.

Es una herramienta que te ayudará si quieres aumentar tus posibilidades de que te llamen para una entrevista, ya que te da ventaja sobre otros candidatos.

En este artículo, es nuestra intención compartir os conocimientos sobre cómo preparar y redactar tu carta de presentación. La cual, será aplicable a tu campo de trabajo y a la oferta de empleo a la que te presentas.

El objetivo de la carta de presentación

La carta de presentación se utiliza para destacar su experiencia laboral. Si está bien redactado, puede satisfacer las expectativas del reclutador.

La carta de presentación es un documento diferente al CV porque tiene la oportunidad de hablar más de su experiencia laboral de forma personalizada.

Se trata de un documento donde le señala a un posible empleador no solo que ha hecho, sino los resultados medibles de sus acciones.

Como ya se ha señalado, la carta de presentación no es un currículo, tampoco una continuación de este, por ello no se debe repetir la información de uno en el otro.

Tamaño y dimensión de una carta de presentación

Debe ser precisa, objetiva y por lo tanta, debe ser corta. Además, debes saber que no solo una página es más que suficiente, sino es necesario que sea así.

Escribe cartas de presentación para cada puesto de trabajo que solicites. Demuestra que sabes lo que los reclutadores quieren de ti.

Ten en cuenta que la carta de presentación sirve para mostrar lo que puede aportar a la empresa y complementará el contenido de su CV. Por lo tanto, sea específico sobre sus cualidades y habilidades profesionales.

Si está especialmente orgulloso de un proyecto anterior, en el que te desempeñaste maravillosamente, esta es la oportunidad perfecta para hablar de él.

Aprovecha y explica las dificultades que encontró. Y describe cómo ha encontrado las soluciones adecuadas para que funcione.

Al mismo tiempo, debes mostrar a los reclutadores cómo pueden beneficiar a la empresa en la que quieres trabajar.

Consejos para empezar una carta de presentación

Escribir una carta de presentación para cada oferta de trabajo

A menudo tenemos la tentación de escribir una carta de presentación y adjuntarla automáticamente a nuestro CV. Sin embargo, una carta de presentación debe ser diferente para cada oferta de trabajo.

Los directores de recursos humanos y los reclutadores tienen la experiencia necesaria para detectar fácilmente las cartas de presentación genéricas.

En su lugar, asegúrese de adaptar su carta de presentación al puesto de trabajo que solicita. Recuerda mencionar el nombre del puesto en el primer párrafo de tu carta.

Utiliza los requisitos del puesto y las palabras clave del anuncio de empleo a tu favor. Explique por qué es usted la persona adecuada para cumplir los requisitos mencionados en la vacante.

Encontrar el destinatario

Gracias a Internet, es posible averiguar el nombre del responsable del trabajo, ya sea en las redes sociales o en las páginas web de las empresas.

Si no encuentras a la persona adecuada, no escribas a «Estimado señor/señora» o «A quien corresponda». Evite esta forma de saludo ya que se considera anticuada.

Si no sabe quién va a leer su solicitud, es mejor empezar con un simple «Hola» antes de entrar en el cuerpo de su carta de presentación.

Revisa tu ortografía, con triple verificación.

Un solo error es suficiente para dejarle fuera de la carrera en un proceso de contratación.

No importa lo bien que te presentes, si tienes errores, estás poniendo en serio peligro tus posibilidades de conseguir una entrevista.

Corrige tu texto al menos en dos oportunidades y dáselo a algún conocido para que te ayude. También puedes utilizar programas de revisión ortográfica y gramatical.

Menciona lo que no está en tu currículo

Su CV destaca sus competencias profesionales para destacar sus habilidades como trabajador y persona.

La carta de presentación le permite presentar elementos intangibles. Además, tienes que explicar por qué eres la persona adecuada para el puesto.

Si el puesto implica responsabilidad, esta es una oportunidad ideal para mencionar cualquier experiencia de voluntariado que demuestre su liderazgo e iniciativa.

Dicho esto, no deberías alejarte demasiado de tus credenciales, ya que los responsables de recursos humanos siempre buscan pruebas de que puedes encajar en un puesto sin dificultad.

Es perfectamente normal querer mostrar tu personalidad, siempre que no pierdas de vista la necesidad de seguir siendo profesional.

Un reclutador no se interesará por tus aficiones favoritas a menos que estén relacionadas con las habilidades requeridas para un trabajo.

Como puede ver, todo lo que le haga destacar del resto de los solicitantes es digno de ser revelado.

Termina con una llamada a la acción

Una vez que su carta de presentación esté casi completa, solicite una entrevista de trabajo y demuestre que está disponible si alguien de la empresa quiere saber más sobre usted.

He aquí un ejemplo de cómo redactar una llamada a la acción: «Me gustaría tener la oportunidad de tener una conversación con usted sobre toda mi experiencia. Además de las funciones del puesto anunciado en detalle. Quedo a su disposición para una posible entrevista cuando le convenga».

Es importante que tu carta de presentación sea breve, ya que un reclutador no tiene tiempo suficiente para revisar a todos los candidatos.

La regla general es que una carta de presentación no debe exceder de una página. Esto es lo que esperan los reclutadores, es muy poco probable que lean más allá.

También te puede llegar a interesar nuestro artículo, «¿Cómo encontrar trabajo por internet?»

Imagen de StartupStockPhotos en Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *